Hablemos de Cuarzos para Sanación

Hace unas semanas les compartí un artículo donde hablábamos del poder de los cuarzos, y decidí dividirlo ya que existen muchos de estos maravillosos seres (si, son seres, ya que están catalogados dentro de los reinos de la naturaleza y se ha comprobado que tienen vibraciones específicas, esto hace que no sean cosas inertes), que tienen diferentes usos y poderes.

Si quieres leer la primera parte, puedes entrar en el siguiente link https://www.alannaspamovil.com/post/hablemos-de-cuarzos-de-protecci%C3%B3n


El día de hoy hablaremos de los cuarzos que nos ayudan a sanar.


El científico Nikola Tesla, comento que un cristal es la prueba clara de la existencia de un principio de la vida formativa, que aunque no podamos entender la vida de un cristal es un ser vivo. Según sus investigaciones, los cristales, minerales y piedras poseen una especie de poder curativo mediante la vibración energética de su naturaleza. Esta teoría se vio reforzada con el estudio de prácticas milenarias en las diferentes culturas antiguas.


Los romanos utilizaban talismanes y amuletos para mejorar su salud y protegerse durante la batalla, los egipcios reemplazaban el corazón por un lapislázuli, los chinos ocupaban una aguja de cristal para la acupuntura, los griegos consideraban que la hematita era excelente protección para sus guerreros y los japoneses generaban un equilibrio entre el corazón y la sabiduría a través del cuarzo.


Cuarzo Rosa

Este posiblemente sea uno de los cuarzos más conocidos y utilizados con fines de sanación, está relacionado con el chakra corazón y el amor universal. Esta piedra ayuda al cuerpo a equilibrar la energía. En el plano emocional, es el mejor sanador ya que ayuda a liberar las penas y las emociones contenidas, alivia el dolor e invoca la confianza en uno mismo. Puedes utilizarlo cerca de tu cama o en dije a la altura de tu corazón.




Citrino

Es una piedra que está enfocada en la alegría, nos ayuda a conectar con el deseo de vivir y alcanzar la plenitud a través de la felicidad. Ayuda a liberar toda la carga negativa, pensamientos basados en el miedo e inspirarte para seguir adelante. Ayuda a calmar la ansiedad.

En la antigüedad se utilizaba para erradicar problemas estomacales y del sistema circulatorio, y se pensaba que podía servir de antídoto contra el veneno de algunos reptiles, ya que protegía al organismo de sustancias tóxicas.





Ámbar

El ámbar no es una piedra en sí, es una resina fosilizada, pero muy poderosa y sanadora. Ayuda tanto a alejar las enfermedades del cuerpo físico como a limpiar el entorno ya que transmuta fácilmente la energía negativa en positiva.

Mentalmente estimula el intelecto, ayuda en temas de depresión, aporta equilibrio y paciencia.

Es de gran ayuda en problemas respiratorios y de garganta, ayuda a bajar la inflamación, es por eso que se utiliza mucho en los bebes cuando les están saliendo los dientes.




Yo siempre he creído que las piedras son seres maravillosos que nos ayudan a potencializar ciertas cosas que nosotros ya poseemos, pero no podemos dejarle el poder por completo a la piedra, nosotros debemos trabajar dia a dia para estar mentalmente, físicamente y emocionalmente sanos y en equilibrio.


¿Y tu, con que piedra te sientes más identificado?



39 vistas

Subscribe to My Newsletter

© 2020 by Alanna Spa Móvil created with Wix.com