Reconexión

Hace unos días, decidí darme un break de mi ajetreada vida en la ciudad. En mi mente pensaba, necesito desconectarme, pero al mismo tiempo recordaba que la última vez que pedí una PAUSA, llegó la pandemia con todo, a encerrarnos por tiempo indefinido.

Inmediatamente me dije cancelado, cancelado, cancelado. Lo que realmente necesitas son unos días de descanso.


Así, que teniendo ese pensamiento recurrente, tome cartas en el asunto y me fui de vacaciones; un viaje que tenía planeado desde Mayo y que se tuvo que posponer. Me sentía tan nerviosa, como si fuera la primera vez que fuera a viajar en mi vida, como esas veces cuando eres pequeño que ya mueres por llegar a la playa pero al mismo tiempo te da nervios.


Mi destino esta vacación, mi playa favorita, ese lugar que tanto amo y tanto me inspira, esa combinación perfecta de montaña con mar, los dos lugares que más me gustan de la naturaleza, esos amaneceres y atardeceres increíbles; He de confesar que desde la primera vez que visite ese hermoso lugar quede enamorada al mil. Y cada vez que voy sigo sintiendo lo mismo bienvenida a casa, bienvenida a este espacio mágico”.


Abro un paréntesis, hace un par de meses, tomé un curso de Tótems, con la más top en el tema que es María de @miespacio. Y sin duda ha sido de los mejores cursos que he tomado en mi vida, conectar con la energía de los animales, y hacerlos parte de tus guías espirituales es maravilloso.


Así que teniendo en cuenta lo de mis tótems, llegué a mi lugar, y me recibe una tortuga, para mí las tortugas significan mucho desde que era pequeña. Y hoy sé que representan para mí, el hogar, esa seguridad de que estoy en calma y paz, y esa fuerza para poder llegar a lo que me propongo de la mejor manera. Ya se imaginaran casi lloro de la emoción de saber que la tortuga me estaba recibiendo en mi lugar favorito.


Estando sentada en mi balcón, frente al mar, escuchando como las olas rompían en la playa una y otra vez, reflexione algo muy importante, y una voz interior me dijo: No necesitas desconectarte, lo que necesitas es Reconectarte, por supuesto, eso era lo que realmente deseaba, reconectarme conmigo, escuchar mis pensamientos y las emociones que estos me traían, reconectarme con la naturaleza, con el mar, la montaña y todos los animales que habitan en él. Reconectarme con el cielo y ver las estrellas, la luna, todos los cuerpos que se mueven en él. En pocas palabras, regresar a mi centro.


Siempre que voy a la playa, hago un ritual de bienvenida y de despedida con el mar, y esta vez además de agradecerle, le pedí varias cosas, me limpie y fue una sensación tan increíble, el sentir que no somos ajenos a la naturaleza sino parte de ella.


Cuántas veces nos ha pasado que pedimos un break, una pausa o una desconexión, porque estamos sumamente cansados, ansiosos y estresados. Pero la realidad es que no es una pausa la que necesitamos es una Reconexión con nosotros mismos, con las cosas que nos gustan, con las personas que amamos, con ese lugar que te hace sentir como en casa.


Hoy te invito que reconectes con eso que tanto amas y que a veces por vivir en una vida loca y acelerada, ni cuenta nos damos en qué momento nos desconectamos.


Si te cansas, aprende a descansar, no a renunciar



Subscribe to My Newsletter

© 2020 by Alanna Spa Móvil created with Wix.com